Nichiren Shoshu

Templo Myoshinji

« Anterior SIguiente »

Yiguio y Keta

Práctica para Uno Mismo y Práctica para los Demás

La práctica del Budismo Verdadero abarca dos aspectos. Son Yiguio (práctica para uno mismo) y Keta (práctica por el bien de otros). Ambos son necesarios para una práctica completa. Son como las dos ruedas de una carreta que funcionan al unísono para adelantar nuestras vidas. Para lograr la iluminación, debemos practicar ambos.

Yiguio

He aquí algunos aspectos de Yiguio, práctica para uno mismo, que llevan a cabo los creyentes de Nichiren Shoshu:

  1. Mantener una práctica consistente de Gonguio y Daimoku, haciendo esfuerzos sinceros con una actitud positiva. Por ejemplo, aunque estemos cansados después de trabajar duro todo el día, nunca faltamos Gonguio de la tarde, y logramos nuestra meta de Daimoku.
  2. Asistir a las Ceremonias en el Templo, especialmente el Oko mensual. Aunque tengamos que viajar largas distancias para llegar al Templo, hacemos el esfuerzo para asistir.
  3. Apoyar y proteger el Templo. Por ejemplo, ofrecemos Gokuhio al máximo de nuestra habilidad, y ayudamos con la limpieza del Templo o hacemos otro trabajo voluntario.
  4. Estudiar las doctrinas del Budismo Verdadero leyendo el Nichiren Shoshu Monthly y otras publicaciones de NST.
  5. Ir al Tozan.

Keta

He aquí unos ejemplos de la práctica de Keta, practicar por el bien de otras personas, y por el avance del Kosen-rufu.

  1. Hacer shakubuku. Aunque la persona no muestre interés ni vaya al Templo o a una reunión, es importante tener el coraje de hablar sobre el Budismo Verdadero con otros.
  2. Entonar Daimoku junto con sus invitados.
  3. Enseñar a un novato cómo hacer Gonguio.
  4. Llevar a un invitado al Templo o a una reunión local.
  5. Asistir nosotros mismos a las reuniones locales. El Budismo del Daishonin está diseñado para ser practicado junto con otras personas. No es una práctica solitaria. La reunión animará a nuestros invitados, pero si no tenemos a un invitado, siempre podemos asistir para dar nuestro apoyo. Esto es parte de la práctica de keta. Dar una experiencia siempre animará a los miembros, y simplemente hablar informalmente después de la reunión para compartir experiencias usualmente inspirará a alguien. Aunque sólo apoyemos el Gonguio y Daimoku y no hagamos nada más, sin embargo será un apoyo para la reunión.
  6. Comparta sus experiencias con otros miembros por la causa de aliento mutuo. Ayude a animar a alguien que esté luchando para fortalecer su práctica al Gojonzon.
  7. Tome responsabilidad, conviértase en comunicador, llame a los miembros, y mantenga la comunicación.
  8. Practique con el espíritu de “Dedicarse generosamente”. Si un miembro llama para pedir que lo anime, por favor anímelo. Si le dificulta a un miembro hacer Gonguio consistentemente, ofrezca ir a su casa para entonar con él. Si un miembro que no tiene carro vive cerca a usted, ofrezca llevarlo en su carro al Templo para la Ceremonia de Oko.

Las Dos Metas de la Práctica

En Nichiren Shoshu, el Daishonin nos dio instrucciones para lograr dos metas:

  1. Lograr la iluminación en nuestra forma actual (sokushin jobutsu).
  2. Establecer el Kosen-rufu.

Si siempre estamos conscientes de que nuestra felicidad personal está conectada con el logro de Kosen-rufu, podremos tener una práctica completa de Yiguio y Keta. Aunque logremos nuestras propias metas personales, sería difícil ser realmente felices si la sociedad en nuestro alrededor está llena de infelicidad. De igual manera, nuestro comportamiento en la sociedad debe reflejar nuestra práctica del Budismo Verdadero. Siempre debemos tener presente el avance de Kosen-rufu.

Cuando tenemos una meta personal, debemos orar al Gojonzon con la convicción de que queremos lograrla por la causa del Kosen-rufu, no solamente para nuestra gratificación personal. Nuestras oraciones personales deben reflejar el espíritu tanto de yiguio como de keta. Por ejemplo:

“Estoy orando por un buen carro, uno confiable, para que yo pueda ir al Templo y a las reuniones, y para que pueda llevar a un nuevo miembro conmigo”.

“Necesito llegar a tener éxito en mi vida diaria para que mi vida feliz me ayude a hacer shakubuku a mis padres y a mis hermanos.

Estos ejemplos muestran que las buenas causas en el Budismo Verdadero abarcan la práctica tanto para uno mismo como para los demás.

El Sexagésimo Sexto Sumo Sacerdote Nittatsu Shonin dio la siguiente orientación:

Si sus oraciones se cumplen o no depende de si estas oraciones están conectadas con Kosen-rufu. Cuando está orando para recuperarse de una enfermedad, tiene que pedir la buena salud para que pueda esforzarse al máximo en sus actividades por la causa del Kosen-rufu. Si está orando para eliminar sus problemas económicos, debe pedir la resolución de tal sufrimiento para que pueda dedicarse a sus actividades para lograr el Kosen-rufu. Todas sus oraciones deben estar conectadas con Kosen-rufu de esta manera.

« Anterior Siguiente »