Nichiren Shoshu

Templo Myoshinji

« Anterior Siguiente »

La Tablilla Conmemorativa Toba

Cuando uno visita su templo local de Nichiren Shoshu, probablemente se fijará que en el santuario, al lado del altar principal, hay un segundo altar, más pequeño, usualmente al lado derecho. Contiene las ofrendas de agua, hojas verdes, incensario, y una vela. Encima de estas ofrendas hay ranuras o espacios para colocar las tablillas conmemorativas. Al frente hay un incensario grande para incienso en polvo. El propósito de este Altar Conmemorativo es para la ofrenda de las Tablillas Conmemorativas Toba por el bien de los difuntos. Éste es un aspecto muy significativo de la práctica del Budismo Nichiren Shoshu.

El Toba toma la forma de cinco niveles, los que significan los cinco elementos de tierra, agua, fuego, viento y ku (no-substancialidad). El nivel más bajo del Toba, en forma de un cuadrado, representa la tierra. El segundo nivel está en forma de un círculo, que representa el agua. El tercer nivel, que denota el fuego, es un triángulo. El cuarto nivel, en forma de semicírculo, representa el viento. En la parte superior del Toba hay un nivel que representa ku. Está en forma de una joya, que significa “el tesoro de la satisfacción”. El Daishonin enseñó que todos los fenómenos del universo están compuestos de estos cinco elementos. Esto, por supuesto, incluye el cuerpo humano. Por eso, el Toba significa el cuerpo del difunto.

Estos cinco niveles del Toba, y los elementos, también corresponden a los cinco caracteres de Mio-Jo-Ren-Gue-Kio. El Daishonin enseña en el “Registro de las Enseñanzas Transmitidas Oralemente” (Ongui Kuden):

Nuestra cabeza representa Mio, la garganta es Jo, el pecho es Ren, el abdomen es Gue, y las piernas son kio. Este cuerpo nuestro de cinco pies de hecho es la manifestación de los cinco caracteres de la Ley Mística, Miojo-Rengue-Kio. (Shinpen, p. 1728)

El Daishonin también declara en el Gosho, “Sobre la Enseñanza Suprema Afirmada por Todos los Budas”:

Los cinco elementos son tierra, agua, fuego, viento y ku. […] Éstos son, en otras palabras, los cinco caracteres de Miojo-Rengue-Kio. (Shinpen, pp. 1418–1419)

Los cinco niveles del Toba también significan el cuerpo del Buda.

Cuando entonamos Daimoku sincero al Gojonzon por la iluminación de los difuntos, nosotros mismos podemos lograr la iluminación. Además, los difuntos, quienes no pueden entonar Daimoku por sí mismos, obtienen beneficio tremendo del Daimoku que entonamos por ellos. Éste es el principio tras el Servicio Conmemorativo Toba. El Buda Verdadero, Nichiren Daishonin, declaró:

Los difuntos dependen de los beneficios de las ofrendas de sus familiares. Así que uno debe ofrecer su beneficio a ellos para aliviar su sufrimiento. (Shintei Gosho, Vol. 1, p. 72)

En el Toba está inscrito Miojo-Rengue-Kio. También hay una inscripción en caracteres chinos que dice, “Aquí existe el cuerpo del Buda”. Debajo del Daimoku se localiza el nombre del difunto, y al revés se inscribe el nombre de la persona que lo solicitó.

Las peticiones para un Toba se hacen por escrito en su templo local de Nichiren Shoshu, o el templo al que uno está visitando. Si quiere ofrecer un Toba en el Templo Principal durante el peregrinaje Tozan, puede hacer su petición en el Tobashitsu (la oficina de Toba al lado del Mutsubo) dentro del predio del Templo Principal. Si no vive cerca de un templo de Nichiren Shoshu, puede presentar su petición por correo.

En el formulario de la Petición por Toba hay que especificar la fecha en la cual desee que se ofrezca el Toba, el nombre del difunto, y el nombre de la persona que está haciendo la petición. Su relación con el difunto (como por ejemplo padre, tía, amigo, mascota) y la fecha de muerte deben escribirse en el formulario que esté presentado con una ofrenda de Gokuhio. Debido a que los Tobas se inscriben individualmente por el sacerdote, presente sus peticiones con anticipación.

Es mejor que el creyente que haga la petición esté presente en el templo cuando el Toba se ofrece al Gojonzon. El sacerdote y el creyente así pueden orar en unidad por la iluminación del difunto. Si esto no es posible, el sacerdote ofrecerá el Toba en su ausencia.

La Ofrenda de Incienso en Polvo en el Altar Conmemorativo

La recitación del Sutra comenzará. La ofrenda del incienso en polvo comienza durante la Parte B del Gonguio. No es apropiado esperar hasta que se termine la recitación del Sutra para ofrecer incienso en polvo durante la entonación de Daimoku, o durante las oraciones silenciosas. Sin embargo, si hay tanta gente que no es posible terminar antes de que comience el Daimoku, se hace una excepción. Entone silenciosamente mientras se acerca al Altar Conmemorativo.

Hay beneficio tremendo en ofrecer una Tablilla Conmemorativa Toba. Por medio del poder de la Ley Mística, podemos alcanzar y afectar la vida de los difuntos. El Daishonin declara:

Usted erigió un sotoba de cuatro metros inscrito con los siete caracteres de Nam-Miojo-Rengue-Kio. […] Sus difuntos padres deben de estar iluminando la tierra pura tan brillantemente como lo harían el sol y la luna en el cielo. Además, ustedes mismos, el hijo filial de ellos junto con su esposa, así como sus hijos, vivirán hasta la edad de los ciento veinte años. (Shinpen, p. 1434)

« Anterior Siguiente »