Nichiren Shoshu

Templo Myoshinji

« Anterior Siguiente »

Gokuhio

La Ofrenda a los Tres Tesoros del Budismo Verdadero

Gokuhio es una ofrenda a los Tres Tesoros del Budismo Verdadero, el Buda, la Ley y el Sacerdocio. Es una parte esencial de nuestra práctica al Gojonzon. Hay dos clases de ofrendas:

Estas dos clases de ofrendas son una expresión de nuestro agradecimiento al Buda Verdadero, Nichiren Daishonin. Acumulamos inmensa buena fortuna en nuestras vidas al llevar a cabo estas dos clases de ofrendas al Gojonzon.

Go significa “respeto”, ku significa “ofrecer” o “apoyar”, y hio significa “nutrir”. Al hacer nuestras valiosas ofrendas, estamos nutriendo y apoyando el Budismo Verdadero con profundo respeto y agradecimiento por nuestra gran fortuna de haber encontrado las enseñanzas del Daishonin en esta vida.

Nichiren Shoshu es muy diferente de otras religiones con respecto a las ofrendas. Muchos otros grupos religiosos aceptan donaciones de no creyentes, corporaciones y recolectores de fondos. Nichiren Shoshu, sin embargo, sólo acepta ofrendas de creyentes. Esto es porque ofrecer Gokuhio es una parte de nuestra práctica al Gojonzon, y es una causa para acumular fortuna y lograr la budeidad.

Hay un relato famoso en el Capítulo Devadatta (duodécimo) del Sutra del Loto referente a ofrendas hechas a Shakiamuni por la hija del Rey Dragón. Al escuchar a Shakiamuni predicar el Sutra del Loto en el Pico del Águila, ella logró inmediatamente la iluminación. Sin embargo, ninguno de los miembros de la asamblea podría creerlo porque ella era una hembra y también un dragón. Luego ella ofreció una gran joya a Shakiamuni y él la aceptó inmediatamente. El Sutra del Loto manifesta:

En esa época la niña dragón tenía una joya preciosa que valía tanto como mil millones de mundos, la cual ella presentó al Buda. El Buda la aceptó inmediatamente. La niña dragón le dijo al Bodisatva Sabiduría Acumulada y al venerable Shariputra, “Presenté la joya preciosa y el Honrado por el Mundo la aceptó. ¿Eso no fue hecho rápidamente?” Respondieron, “¡Muy rápidamente!” La niña dijo, “Empleen sus poderes sobrenaturales y observen que logro la budeidad. ¡Será aun más rápido!” (“El Sutra del Loto” traducido por Burton Watson, p. 188)

La aceptación inmediata de parte de Shakiamuni de su ofrenda verificó que de hecho había logrado la iluminación. De la misma manera, nuestro Gokuhio sincero se acepta como verificación de que es una causa contribuyente para nuestro logro de la budeidad junto con Gonguio, Daimoku y Shakubuku.

No es posible que Nichiren Shoshu acepte ofrendas de los no creyentes, porque sin la fe y la práctica del Budismo Verdadero, estas ofrendas no podrían ser una causa contribuyente para lograr la iluminación. Gokuhio, por eso, es una parte de nuestra fe y práctica, y no es sólo una “donación”.

Puesto que Nichiren Shoshu sólo puede ser protegido por los creyentes, es nuestra responsabilidad apoyar el Budsimo Verdadero con nuestro Gokuhio sincero. En el Gosho “El Regalo de Arroz”, el Dasihonin declara:

Por eso, los santos se consagraban haciendo ofrendas de sus propios cuerpos, mientras que los mortales comunes pueden consagrarse por la sinceridad con que donen. (MW-1; p. 268)

Podemos ofrecer sinceramente Gokuhio al Gojonzon en vez de nuestros propios cuerpos. No tenemos que preocuparnos sobre la cantidad que ofrezcamos, mientras que se ofrezca al máximo de nuestra habilidad y con un espíritu honesto y puro. Ya que estamos ofreciendo tesoros valiosos que sostienen nuestra propia vida por la causa del Budismo Verdadero, acumulamos fortuna más grande que jamás podríamos imaginar. El Daishonin declaró:

En el sentido más profundo, fe sincera es la voluntad de entender y poner en práctica el espíritu, no las palabras, de los sutras. ¿Qué quiere decir esto? En un sentido, significa que ofrecer su único manto al Sutra del Loto es equivalente a arrancarse la piel, y en época de hambruna, ofrecer al Buda el único plato de arroz en el que la vida de uno depende es dedicar su vida al Buda. (MW-1; p. 267)

« Anterior Siguiente »