Nichiren Shoshu

Templo Myoshinji

« Anterior Siguiente »

Cómo Dar una Experiencia

Una de las cosas más importantes y al mismo tiempo más difíciles que hacemos en nuestra práctica es dar una experiencia. Es difícil porque la mayoría de nosotros tenemos poca o ninguna experiencia en hablar en público, y es importante porque ésta es la oportunidad de ayudar a hacerles shakubuku a los invitados que han venido para enterarse sobre el Budismo Verdadero. Desarrollamos nuestra propia fortuna mediante nuestros esfuerzos para ayudar a que otros entiendan y acepten esta práctica, keta.

Una experiencia debe basarse en el Budismo de Nichiren Daishonin, debe ser personal, basada en nuestra práctica. Al dar la experiencia, nuestro propósito y enfoque debe ser los invitados y los miembros nuevos. NO debemos usar términos budistas sin explicarlos, y NO debemos dar ninguna clase de orientación. Entone Daimoku para que su experiencia conmueva los corazones de las personas que estén presentes en la reunión, y que quieran practicar este Budismo Verdadero.

Mientras está preparando su experiencia, debe tener en cuenta que es de suma importancia que el invitado pueda entender fácilmente la experiencia. Los siguientes tres puntos serán de una ayuda para que los invitados entiendan el beneficio de practicar este budismo. Estos tres puntos deben ser observados estrictamente.

  1. Explique qué fue su obstáculo o problema. Expréselo muy claramente. Ejemplo: “Me despidieron de cinco trabajos seguidos”, o “Estaba enojado todo el tiempo”.
  2. Explique qué es lo que hizo, qué acción tomó con el Gojonzon. ¿De qué es lo que se dio cuenta después de que entonó Nam-Miojo-Rengue-Kio al Gojonzon? ¿Qué pasó con su espíritu, actitud o pensamientos?
  3. ¿Qué fue el resultado de lidiar con el problema a través de esta práctica? Sea específico y describa concretamente su beneficio.

He aquí algunas sugerencias de Toastmasters International, una organización que fue creada para personas que quieren mejorar su competencia discursiva. Prepárese y ensaye para que siempre esté listo cuando le pidan hablar. Al decidir qué decir, debe comenzar preguntándose, “¿Qué es mi propósito?” Esta pregunta es clave para toda clase de comunicación. Se está preguntando, “¿Qué es lo que estoy tratando de lograr al dar este mensaje particular a esta persona o este grupo?”

Lo que se quiere es mover su audiencia de Punto A (donde estaban antes de que usted comenzó a hablar) a Punto B (donde están después). Punto B es lo que sus oyentes deben pensar, sentir, creer o hacer después de que lo hayan escuchado. Por eso, el propósito de su experiencia es fundamental.

Nos comunicamos para lograr cosas o efectuar cambios en los pensamientos o acciones de alguien. Así que vamos a ensayar este nuevo método para 1999. Vamos a prepararnos con anticipación para que podamos compartir nuestras grandes experiencias con este Gojonzon llegando a conectarnos más con nuestra audiencia. Siempre tenga en cuenta que las personas a quienes estamos intentando convencer a través de nuestra experiencia son los INVITADOS, no los otros miembros. Han tomado su tiempo para venir y aprender por qué deben probar la práctica. Tenga en cuenta también que los invitados no conocen toda la terminología budista tal como sanso-shima o tozan, así que trate de usar palabras que ellos entiendan.

Vamos a pensar mucho más y tener más cuidado sobre qué es lo que decimos para que podamos dar apoyo sincero en hacerles shakubuku a nuestros apreciados invitados. Escriba su experiencia, siguiendo las guías anteriormente delineadas de tener un comienzo, un medio y un final, así como aclarar qué es lo que quiere lograr. Entonces edítelo hasta que no sea más de 3 a 5 minutos de duración.

Una vez que su presentación sea organizada, practique frente a un espejo y pídale a un miembro compañero que la escuche y la critique. De esta manera, seremos más eficaces en shakubuku. Recuerde, usualmente tenemos una sola oportunidad para compartir la grandeza de este Gojonzon con los invitados que vienen a una reunión. Es importante hacer preparativos cuidadosos.

« Anterior Siguiente »