Nichiren Shoshu

Templo Myoshinji

« Anterior Siguiente »

Cómo Eregir su Altar de Nichiren Shoshu

Accesorios, Ofrendas y Cuidado del Gojonzon

El Butsudan

El gabinete en el cual se entroniza el Gojonzon se llama el Butsudan. Debe ser fuerte, limpio y seguro. Si el Butsudan no tiene puertas, se puede colgar una tela para taparlo, y así se puede abrir y cerrarlo.

El Gojonzon no debe ser colocado a un nivel demasiado alto o demasiado bajo. Cuando uno se sienta o se arrodilla delante del Butsudan, la parte inferior del Gojonzon debe estar un poco arriba del nivel de los ojos. Nunca coloque cosas encima del Butsudan, no lo ubique en un sitio donde esté rodeado de repisas, y no cuelgue cuadros u otros artículos en la pared cerca al Butsudan.

No hay sustituto para el Gojonzon. Por eso, hacer esas cosas se basa en la fe sincera. El Gojonzon es supremo y nuestras acciones al manejarlo y cuidarlo deben reflejar esa concepción y nuestra fe sincera.

El Butsugu, o los Accesorios

Los artículos que se usan para las velas, el incienso y las hojas verdes se llaman Butsugu.

Cuando uno está frente al Butsudan, al lado derecho coloque un candelabro con una vela blanca; al lado izquierdo, coloque un florero con hojas siempreverdes; y en el centro, coloque el incensario. Estos tres artículos juntos se llaman “los tres accesorios”. Ésta es una formalidad extremadamente importante en la práctica de este budismo. “Los cinco accesorios” también pueden ser usados: incensario en el centro, un par de candelabros, uno a cada lado, y dos floreros con hojas siempreverdes colocados al exterior de cada candelabro.

El incienso, las velas y las hojas siempreverdes, cada uno tiene un significado profundo en el budismo.

El incienso representa la propiedad de la Ley, o la propiedad esencial de la vida del Buda. Ésta es la verdad a la cual el Buda está iluminado. El incienso debe ser de la clase que consiste en palitos, el que está disponible en el almacén del templo. Este incienso es de alta calidad y no producirá una película de humo que podría dañar el Gojonzon. El incienso siempre debe ser acostado para que se queme de izquierdo a derecho. El incienso es acostado en vez de parado, para que las cenizas no se dispersen, lo que significaría una mente desordenada. Se puede comprar incienso sin humo si el humo causa molestias. Usualmente quemamos tres palitos de incienso, que representan los Tres Tesoros: el Tesoro del Buda, el Tesoro de la Ley y el Tesoro del Sacerdocio. El Tesoro del Buda es Nichiren Daishonin. El Tesoro de la Ley es el Dai-Gojonzon. El Tesoro del Sacerdocio es Nikko Shonin y los sucesivos Sumos Sacerdotes. Si se produce demasiado humo, se puede usar menos. También purifica el área delante del altar.

Las velas representan la propiedad de la sabiduría o la propiedad espiritual de la vida del Buda. Esto permite que el Buda vea la verdad. (Las velas siempre deben ser blancas y se debe remplazarlas antes de que se consuman). Si prefiere, puede usar velas eléctricas o de aceite claro en vez de velas de cera. (No use aceite de color)

En la sociedad, a menudo usamos flores cortadas para expresar amor o respeto, o para decoración. Son hermosas al contemplarlas, pero las flores mueren en pocos días. Desde el punto de vista del budismo, las flores cortadas son ofrendas inapropiadas para el Buda por su naturaleza efímera. Hojas siempreverdes, al contrario, durarán mucho tiempo si cambia el agua en el(los) florero(s) todos los días.

Las hojas siempreverdes representan la propiedad física de la vida del Buda, la propiedad de acción compasiva. Las hojas siempreverdes deben ser de clase que permanecen verdes por una semana como cosa mínima, siempre cortadas frescas. Nunca use una mata viva como una ofrenda porque tierra en un recipiente frente al Gojonzon no es aceptable. Shikimi se usa in muchos países porque es fragante y permanece verde por mucho tiempo. Sin embargo, Shikimi no está disponible en los Estados Unidos, así que usamos algo parecido.

El incienso, las velas y las hojas siempreverdes se colocan en una línea recta. Esto tiene un significado especial. En Nichiren Shoshu, reverenciamos a Nichiren Daishonin como el Buda Verdadero quien posee las Tres Propiedades Iluminadas y cuyas Tres Propiedades Iluminadas comprenden su ser único. Este concepto profundo enseña, en términos simples, que la Propiedad de la Ley (representada por el incienso), la Propiedad de la Sabiduría (representada por las velas), y la Propiedad de Acción (representada por las hojas siempreverdes) son inseparables y totalmente integradas como la vida del Buda Verdadero. Incienso se fabrica de madera fragante como Shikimi. Por eso la llama de las velas y el shikimi (hojas siempreverdes) se unen como el humo del incienso. La propiedad de la sabiduría (velas) y la propiedad de acción (shikimi) combinadas son la propiedad del Buda (incienso). Las velas, las hojas siempreverdes y el incienso forman una línea recta, para demostrar esa significancia frente al Gojonzon.

El Gojonzon incorpora la vida de Nichiren Daishonin, y el altar es el hogar del Buda. Por eso, siempre se debe mantener limpia el área donde el Gojonzon está entronizado. Al limpiar el área del Butsudan, o los accesorios del Butsudan, use una tela limpia o un plumero. Coloque una hoja siempreverde o un pedazo de papel entre sus labios para no respirar al Gojonzon.

Las Ofrendas

Frente al Butsudan debe haber un espacio para colocar las ofrendas. La ofrenda más cerca al la parte delantera del Butsudan es agua en una copa. Coloque agua fresca en una copa frente al Gojonzon como la primeara cosa que se hace en la mañana antes de que se use agua en la casa. Primero abra el grifo para limpiar el agua que esté en él, para que se pueda ofrecer agua limpia y fresca al Gojonzon. Deje el agua durante el resto del día, y luego remueva la copa y vierta el agua antes del Gonguio de la tarde. Tiene la opción de guardar la copa vacía hasta el día siguiente, o devolver la copa vacía al espacio frente al Gojonzon. Si la copa de agua tiene tapa, se quita la tapa cuando se ofrece agua al Gojonzon. Si escoge devolver la copa vacía al sitio frente al Gojonzon, debe estar cubierta con la tapa.

Si come arroz, puede ofrecerlo al Gojonzon. NO ponga arroz crudo en el altar. Después de que el arroz esté cocido, ofrezca la primera porción al Gojonzon. Éste, a diferencia del agua, no debe ser dejado todo el día sino que debe ser ofrecido y removido.

También se puede ofrecer otras clases de alimentos vegetarianos al Gojonzon. Al ofrecer fruta, ofrezca la fruta entera; no la corte en pedazos (a menos que sea muy grande, como patilla), y déjela en el altar solamente mientras permanezca fresca. Quite todos los etiquetas y limpie la fruta antes de colocarla en el altar, usando una bandeja o un plato que se use únicamente para este propósito, y si es posible, colóquela directamente frente al Gojonzon en el espacio entre la copa de agua y el incensario. Tradicionalmente evitamos ofrecer alimentos odoríferos como cebolla o ajo.

Al ofrecer el agua cada mañana, o hacer ofrendas de alimentos al Gojonzon, repita esta oración silenciosa:

Ofrezco el agradecimiento más profundo a los Tres Tesoros del Budismo de la Siembra. Nam-Miojo-Rengue-Kio.

Luego toque la campana tres veces y entone Daimoku tres veces. Tocar la campana tres veces significa aprecio por los Tres Tesoros.

Se puede hacer otras ofrendas en eventos especiales, tales como una botella sin abrir de sake, vino o champaña. Tenga presente el potencial de atraer insectos a los dulces y tales cosas. Si ofrece alimentos vegetarianos cocidos o patilla cortada, haga la ofrenda y después remuévela inmediatamente del altar.

Éstas son las ofrendas básicas al Gojonzon. La cosa más importante para entender es que el Gojonzon es el Buda viviente.

Las puertas del Butsudan quedan abiertas mientras uno está entonando. De otra manera, deben mantenerse cerradas para proteger el Gojonzon.

En el evento de un incendio o desastre natural, proteja el Gojonzon primero. Siempre tenga cuidado extremo para no derramar agua o cera de la vela en el área del Butsudan.

Si su Gojonzon requiere de limpieza o reparación, contacte al Sacerdote Jefe de su Templo local.

Por último, al entrar o salir de una casa donde hay un Gojonzon, siempre entone Nam-Miojo-Rengue-Kio tres veces, ofreciendo un saludo al Gojonzon.

« Anterior Siguiente »