Nichiren Shoshu

Templo Myoshinji

« Anterior Siguiente »

Celebrando la Declaración del Budismo Verdadero – Risshu-e

A la madrugada del 28 de abril de 1253, Nichiren Daishonin, a la edad de los 32 años, se paró solo en el bosque de Kasagamori en la cima de la Montaña Seicho-zan, esperando el amanecer. A medida que se levantaba el sol por encima del Océano Pacífico, Nichiren Daishonin unió las manos en oración y comenzó a entonar el Daimoku: “Nam-Miojo-Rengue-Kio, Nam-Miojo-Rengue-Kio…”

Una Breve Historia de Nichiren Daishonin

Zennichi-maro ingresó al sacerdocio en el Templo Seicho-yi en la Provincia de Awa (actualmente la Prefectura de Chiba) cuando tenía doce años de edad. Estudió duro bajo su maestro Dozen-bo y fue un excelente estudiante. Como acólito, había orado a Kokuzo, el bodisatva que representa la sabiduría del universo, para convertirse en el sacerdote más sabio de todo Japón. A la edad de los dieciséis años, fue ordenado formalmente y se le dio el nombre Zesho-bo Rencho. Se trasladó a Kamakura para continuar sus estudios y durante más de una década investigó asiduamente las doctrinas budistas en tales centros como Kioto y Nara.

El joven Zesho-bo Rencho encontró las respuestas que había estado buscando y llegó a entender con confianza que la raíz del sufrimiento de toda la gente es su fe en enseñanzas inferiores, ineficaces, y heréticas. Se dio cuenta de que la única enseñanza verdadera en el Último Día de la Ley es Nam-Miojo-Rengue-Kio escondido en la profundidad del capítulo Yurio del Sutra del Loto.

Zesho-bo Rencho comenzó a darse cuenta de que nació con la misión del Bodisatva Yoguio, sobre quien el Sutra del Loto predijo que propagaría la Verdadera Ley del Último Día. También se dio cuenta de que denunciar los conceptos erróneos de las sectas prevalecientes seguramente sería el comienzo de una vida de persecuciones, como también se predijo en el Sutra del Loto.

El 28 de abril de 1253, Zesho-bo Rencho cambió su nombre a Nichiren (Sol Loto). Luego entró al Templo Seicho-yi donde los sacerdotes y los creyentes se habían reunido para escuchar su primer sermón. Ya tenía renombre de ser una persona realizada tanto en la práctica como en el estudio del budismo. Mientras comenzaba su sermón, su voz clara resonó en el Salón Yibutsudo, fácilmente convenciendo a su audiencia a través de su compostura recta, discurso fluido, y conocimiento amplio. Pero a medida que progresaba su sermón, la actitud de los que estaban presentes en el salón cambió, primero en sorpresa, y después en hostilidad intensa.

En ese sermón, el Daishonin clarificó meticulosamente las características de los que viven en el Último Día de la Ley, y les dijo que el budismo de Shakiamuni ya no tenía el poder de aliviar sus sufrimientos. Además, declaró intransigentemente que todas las otras sectas budistas que estaban siendo propagadas en esa época no los podían ayudar. Indicó que el Nembutsu era una enseñanza que haría que la gente cayera en un estado de infierno. Condenó especialmente las enseñanzas del Budismo Zen como una fuente demoniaca de problemas. Nichiren Daishonin les dijo que estas condiciones se debían a una fe en las religiones heréticas y la práctica de ellas. Era por eso, explicó, que había tanta confusión en la sociedad, conmoción y desintegración del orden público y amplia desmoralización, y que el país sufría desastres naturales. Debido a que sabía que únicamente Nam-Miojo-Rengue-Kio podía salvar a la gente en el Último Día de la Ley, el Daishonin los amonestó a que renunciaran al Nembutsu, al Zen, y a las otras enseñanzas provisionales y que abrazaran la fe en la Verdadera Ley de Nam-Miojo-Rengue-Kio.

Un administrador del área, Toyo Kaguenobu, quien era un convencido creyente del Nembutsu, se enfureció después de escuchar eso, y ordenó a su guerrero arrestar al Daishonin. Nichiren Daishonin logró escapar a duras penas con la ayuda de dos de los sacerdotes superiores, Yoken-bo y Guiyo-bo. Después de convertir a sus padres y darles los nombres budistas Mionichi a su padre y Mioren a su madre, se dirigió a Kamakura para comenzar sus actividades de propagación que durarían toda su vida.

El Poder y la Compasión de Nam-Miojo-Rengue-Kio

Se dice que Toyo Kaguenobu murió angustiado por la ira que experimentó después de escuchar un sermón del Daishonin. Sin embargo, debido a la compasión absoluta que caracteriza la Ley Mística, incluso esta clase de relación negativa con las enseñanzas del Daishonin puede ser la causa para que uno finalmente logre la iluminación. En otras palabras, según el poder y la compasión de Nam-Miojo-Rengue-Kio del Budismo de la Siembra, las personas que calumnien, como lo hizo Kaguenobu, deberán caer en el infierno durante sus vidas. No obstante, encuentran el camino hacia el Budismo Verdadero mediante su conexión negativa con él. Éste es el camino y el poder de la Ley que abarca el Budismo del Daishonin.

La declaración y el establecimiento del Budismo Verdadero abarcan todos los creyentes y los calumniadores, tanto buenos como malos. El significado básico de la declaración del Daishonin yace en el hecho de que la semilla de la iluminación, la Ley Mística, fue sembrada por el bien de toda la humanidad y el universo entero.

La misericordia absoluta del Daishonin, la esencia de Nam-Miojo-Rengue-Kio, es capaz de extenderse por todos los tres reinos: la tierra, la gente y los cinco componentes de la vida, los cuales son la forma, la percepción, la concepción, la volición y la consciencia. Así que al pronunciar la Ley Mística el 28 de abril de 1253, se sembró la semilla para que estos tres reinos de la existencia se conviertan en la manifestación de la iluminación. La Ley Mística es absoluta y no depende de si la gente está consciente de ella o no, sean creyentes o calumniadores.

El significado de la Ceremonia de Risshue anual es expresar nuestro agradecimiento a Nichiren Daishonin. A través de su profunda misericordia, superó obstáculos severos para establecer el Budismo Verdadero por toda la eternidad. Así que celebramos este día haciendo la determinación de seguir el ejemplo del Daishonin de enseñar a todos sobre Nam-Miojo-Rengue-Kio.

« Anterior Siguiente »