Nichiren Shoshu

Templo Myoshinji

« Anterior Siguiente »

La Gran Ceremonia de la Aeración de los Sagrados Tesoros – Goreijo Mushibarai Daijo-e

El Goreijo Mushibarai Daijo-e, o la Gran Ceremonia de la Aeración de los Sagrados Tesoros, celebrado en el Templo Principal Taisekiyi cada año durante los dos días 6 y el 7 de abril, es una de las dos grandes ceremonias de Nichiren Shoshu, siendo la otra la otoñal Ceremonia Gotai-e (Oeshiki). Un gran número de tesoros extremadamente importantes ha sido preservado por el sacerdocio durante el largo período de setecientos años desde la época de nuestro fundador Nichiren Daishonin. Una vez al año, hay que tener mucho cuidado de despejar la humedad y los insectos dañinos de estos tesoros para que puedan ser transmitidos a las generaciones del futuro lejano. Al mismo tiempo, esta ceremonia importantísima provee una oportunidad para que los muchos creyentes que participan profundicen su fe.

He aquí un breve resumen de las actividades que ocurren durante la Gran Ceremonia de la Aeración de los Sagrados Tesoros en la época moderna. Todos los eventos comienzan el 6 de abril con la Ceremonia de Gokaiji. Después de la recitación del Sutra del Loto y durante la entonación del Daimoku en esa Ceremonia de Gokaiji, Su Santidad el Sumo Sacerdote mismo conduce la ceremonia de limpiar el polvo que se haya acumulado en la superficie del Dai-Gojonzon con un papel pesado hecho especialmente para esta ocasión. Luego de esta ceremonia, sigue una solemne procesión. En este momento, el camino entre la Puerta Nitenmon y el Miedo brilla con la llamarada de los fuegos en los pilares. Después de seguir un largo cortejo de sacerdotes, el Sumo Sacerdote se dirige solemnemente al Mieido, sube un estrado preparado y comienza un sermón sobre el Gosho. Luego, las actividades del primer día cierran con conferencias dadas por los sacerdotes sobre la propagación de la Ley.

A las 2:30 a.m. del segundo día, el 7 de abril, los sacerdotes y los miembros de la fe que asisten se reúnen en el Kiakuden (la Sala de Recepciones) para celebrar la Ceremonia de Gonguio de Ushitora y orar concentradamente con el Sumo Sacerdote por el logro de la propagación mundial de la Ley. Luego, a las 7:00 a.m., el Sumo Sacerdote hace su segunda aparición en el Mieido para observar estrictamente la Ceremonia de Oko mensual en agradecimiento para con el Segundo Sumo Sacerdote Nikko Shonin. Subsecuentemente, a las 9:00 a.m., la venerable Aeración de los Sagrados Tesoros finalmente comienza en el Kiakuden (el Salón de Recepciones). Antes de eso, un gran número de sagrados tesoros guardados en el Almacén de Tesoros son trasladados al Kiakuden (el Salón de Recepciones). Estos Sagrados Tesoros están contenidos en tres grandes baúles de laca negra. Cada baúl es llevado en una litera y cubierta de una tela sagrada del altar de brocado de oro. Cargados en los hombros de los sacerdotes bajo la dirección del Sumo Sacerdote, los baúles, el primero inscrito con una Rueda del Tesoro, el segundo con una Grulla Circular, y el último con una Cáscara de Tortuga, son colocados uno tras otro ante los que están esperando en el Kiakuden (el Salón de Recepciones). Ahí, en presencia del Representante Jefe de los Laicos del Templo Principal, el sello en el baúl marcado con la Rueda del Tesoro se rompe. Los huesos del Daishonin, sus dientes, así como el incensario, el candelabro y el florero que fueron usados por el Daishonin cuando oró por lluvia, son removidos del baúl y colocados en una mesa ante el Gojonzon.

Acto seguido, a medida que el Sumo Sacerdote y el Administrador General leen los nombres, varios Gojonzones son colgados dentro de grandes marcos erigidos especialmente en los santuarios interiores y exteriores, comenzando con el Gojonzon que se ha llamado desde antaño “El Gojonzon legado de maestro a discípulo, inscrito por el Daishonin, y continuando con los Gojonzones inscritos por el Segundo Sumo Sacerdote Nikko Shonin, el Tercer Sumo Sacerdote Nichimoku Shonin, y otros sucesivos Sumos Sacerdotes de Nichiren Shoshu. Finalmente, el amplio Gojonzon de la Transferencia de la Ley que Nikko Shonin le otorgó a Nichimoku Shonin en el momento del establecimiento de Taisekiyi es colgado en el centro del santuario exterior, y en ese momento se llevan a cabo la recitación del Sutra del Loto y la entonación del Daimoku.

Después de que termine la Aeración de los Gojonzones, procedemos a los rollos de pergaminos escritos a mano. Durante esa ceremonia, los Goshos escritos por Nichiren Daishonin, así como los documentos y las cartas escritas por Nikko Shonin, Nichimoku Shonin y otros son expuestas a razón de la ventilación. Después de que Su Santidad el Sumo Sacerdote asciende al estrado central y recite el Sutra del Loto, lee el Documento de Transferencia de Minobu y el Documento de Transferencia de Ikegami (copias antiguas), así como los Artículos de Procedimiento Después de Nikko, es decir, el documento escrito por Nikko Shonin en el cual transfiere la Ley a Nichimoku Shonin. Después de eso, los nombres de los Goshos con los cuales la mayoría de la gente es familiar son leídos, tales como En Celebración de la Primavera, Los Tres Maestros del Shingon Oran por la Lluvia, El Kalpa de la Decadencia, Los Tesoros no Tienen Valor en Comparación con la Ley, El Regalo de Arroz, El Gosho Rey de los Leones, Los Cuerpos y las Mentes de los Seres Ordinarios, Amonestación a Bodisatva Jachiman, y La Ofrenda de Tres Briznas de Paja. En 1967, veintiséis de los Goshos en forma de rollos de pergamino del Daishonin fueron designados Importantes Tesoros Culturales de la Nación.

Además de éstos, hay muchos otros manuscritos, incluyendo un gran número copiado por Nikko Shonin, tales como el Rissho Ankoku Ron, Captando las Enseñanzas Esenciales del Sutra del Loto, Sobre las Cuatro Etapas de la Fe y las Cinco Etapas de la Práctica y Los Ocho Volúmenes del Sutra del Loto, así como copias de cartas y Goshos, tales como Respuesta al Amo Ueno y Respuesta a Kubo-ama y cartas escritas a otros discípulos. Hay epístolas de Nichimoku Shonin y Nichido Shonin, el Godendodai de Nichido Shonin, que es un borrador de un manuscrito conocido como el escrito más antiguo en existencia sobre la vida del Daishonin, así como un manuscrito de Nichikan Shonin del Rokkan-sho. Simbolizando setecientos años de historia y tradición, estos copiosos Sagrados Tesoros constituyen un panorama verdaderamente magnífico.

Los Goshos y los otros documentos desplegados ante los creyentes que participan son ventilados a mano por los sacerdotes. Muchos sacerdotes se sientan en una larga mesa frente al santuario interior, ventilan los pergaminos desenrollados con abanicos japoneses, y luego los enrollan de nuevo. Manejando estos irremplazables Sagrados Tesoros escrupulosamente con guantes blancos para evitar cualquier daño, los sacerdotes los guardan otra vez en los baúles laqueados en el orden apropiado, lo que lleva la ceremonia a su cierre.

Después de la muerte del Daishonin, cinco de los discípulos principales, incluyendo a Nissho y Nichiro, insistieron en que las cartas, las cuales el Daishonin escribió usando caracteres silábicos japoneses (llamados kana, en vez de los eruditos caracteres chinos), fueron meros reconocimientos de las ofrendas de los creyentes sinceros, o sirvieron para clarificar malas interpretaciones básicas y a menudo cruciales. Se creyó que si se dejaban estos escritos para las generaciones futuras, empañarían la reputación del Dasihonin. Como resultado, aquellos cinco sacerdotes principales rompieron o quemaron algunas de las cartas del Daishonin. En al análisis final, hay que decir que estos cinco sacerdotes principales, quienes no habían recibido la transmisión de la Esencia Viviente de la Ley, no entendían que el Daishonin es el Buda Verdadero quien vino para salvar a todo lo existente en el último Día de la Ley. Las palabras que él habló y los escritos que dejó, por lo tanto, son las Palabras Doradas del Buda, y deben ser altamente reverenciadas. Además de amonestarlos por su falta de comprensión, el sucesor legítimo del Daishonin, Nikko Shonin, se empeñó en recolectar los Goshos que habían sido dispersados por todos lados, y catalogarlos y escribir explicaciones de las obras principales para las generaciones futuras. Incluso levantó el pincel para hacer copias del Gosho, para evitar que las enseñanzas sagradas del Daishonin se perdieran.

Es sólo gracias a que los sucesivos Sumos Sacerdotes, quienes han transferido continuamente la Ley de Miojo-Rengue-Kio de Nikko Shonin, incluso a riesgo de sus propias vidas y las de los creyentes, que podemos contemplar estas más sagradas enseñanzas hoy día.

Al igual que en este Goreijo-Omushibarai-e, la Gran Ceremonia de la Aeración de los Sagrados Tesoros, que ejemplifica la tradición de Nichiren Shoshu de transmitir el Budsimo del Daishonin exactamente como él lo enseñó para las generaciones futuras, debemos incorporar ese gran espíritu de proteger la Verdadera Ley. También se puede decir que la participación en esta ceremonia significa nuestra fe en esta única, absoluta y pura Ley Suprema, y que la Ley de Miojo-Rengue-Kio se arraigará profundamente en la sociedad y continuará propagándose a través del mundo entero.

« Anterior Siguiente »