Nichiren Shoshu

Templo Myoshinji

« Anterior Siguiente »

Ceremonia en Memoria de Nichimoku Shonin y Ceremonia del Día de los Niños – Mokushi-e y Shichi-go-san

Nichimoku Shonin, el Tercer Sumo Sacerdote de Nichiren Shoshu, nació hijo de Niida Shiguetsuna en la Provincia de Izu en 1260, el mismo año en que Nichiren Daishonin presentó el “Rissho Ankoku Ron” para amonestar al gobierno de Kamakura. Su nombre original fue Torao-maru y fue el quinto de seis hijos.

En septiembre de 1272, a la edad de los doce años, ingresó al Templo Enzo-bo en el Monte Soto (también llamado el Monte Izu) cerca a su casa para estudiar. En 1274, presenció un debate entre Nikko Shonin, quien estaba propagando las enseñanzas de Nichiren Daishonin en esa área, y Shikibusozu, un sacerdote influyente del Templo Enzo-bo y maestro de la secta Shingon. Como resultado de la derrota de este último, Torao-maru se convirtió a las enseñanzas de Nichiren Daishonin. Dos años más tarde, después de estudiar bajo Nikko Shonin, Torao-maru fue ordenado en el Monte Minobu. Se le dio el nombre Kunaikio-no-Kimi, lo que después se cambió por Nichimoku.

Nichimoku Shonin sirvió sinceramente al Daishonin mientras estaba aprendiendo las profundidades de sus enseñanzas. Según la leyenda, como parte de su servicio dedicado a Nichiren Daishonin, él llevaba baldes de agua en la cabeza de un riachuelo al templo en el Monte Minobu varias veces al día. Como resultado, tenía una hendidura permanente en el sitio de su cabeza donde recostaban los baldes. A propósito, esta hendidura aparece en su retrato como un testimonio a su servicio devoto.

Nichimoku Shonin, el Tercer Sumo Sacerdote de Nichiren Shoshu, fue un hombre fuerte y hábil para el debate, y hay un relato famoso sobre su excelente habilidad.

Durante el tiempo en que Nichiren Daishonin se quedaba en la casa de Ikegami Munenaka camino a Jitachi, un sacerdote estudiante en el Monte Jiei llamado Nikaido-Ise Join llegó para hablar con Nichiren Daishonin. Haciendo caso omiso de la mala salud del Daishonin, Join retó al Daishonin a entablar un debate. Join, el hijo de un oficial del gobierno de Kamakura, escondiéndose detrás de la autoridad de su padre, mostró irrespeto total hacia Nichiren Daishonin. Todos los discípulos quedaron sorprendidos ante la falta de educación de Nikaido-Ise, pero Nichiren Daishonin respondió firmemente: “Es una tarea fácil para Nichimoku. Que él lo haga”.

El debate duró diez rondas y cubrió diez puntos cruciales. En cada ronda, Nichimoku Shonin venció a Join en todos los puntos. Los testigos del debate estaban asombrados, y quedaron profundamente impresionados. Cuando Nichiren Daishonin escuchó el informe, sonrió y dijo, “Ha hecho bien. Todo pasó como les dije”.

Después de la muerte de Nichiren Daishonin, Nichimoku Shonin sirvió a Nikko Shonin como había servido a Nichiren Daishonin. En 1289, el Segundo Sumo Sacerdote abandonó Monte Minobu debido a un conflicto con el principal terrateniente del área, Jaguiri Sanenaga, quien había cometido cuatro actos calumniosos contra las enseñanzas del Daishonin. Nichimoku Shonin acompañó a Nikko Shonin al Monte Fuyi, donde se localiza actualmente el Templo Principal Taisekiyi.

Nikko Shonin reconoció la superioridad de Nichimoku Shonin en comparación con los otros sacerdotes, algunos de los cuales habían comenzado a practicar antes de él, y lo nombró el primero entre sus seis discípulos principales. Después de la finalización del Templo Principal, Nikko Shonin le otorgó el Ozagawari Gojonzon. Actualmente está entronizado en el Gran Salón de Recepciones en Taisekiyi. Este Gojonzon especial indicó la transferencia de las enseñanzas de Nichiren Daishonin de Nikko Shonin a Nichimoku Shonin.

Después de conceder el Ozagawari Gojonzon, Nikko Shonin se retiró al área de Omosu y Nichimoku Shonin construyó el Templo Renzo-bo en Taisekiyi, que sirvió como un lugar de oración tanto como su residencia. Protegió el Templo Principal como su jefe hasta que se convirtió oficialmente en Sumo Sacerdote en 1332, y en ese momento Nikko Shonin le transfirió todos los tesoros de ese cargo, incluyendo el Dai-Gojonzon.

Hoy día, Nichimoku Shonin se recuerda por su espíritu de practicar y propagar el Budismo Verdadero incluso a riesgo de su propia vida. Según una versión, Nichimoku Shonin amonestó el gobierno de Kamakura y la corte imperial más de cuarenta y dos veces de parte de Nichiren Daishonin y Nikko Shonin. En la historia entera de Nichiren Shoshu, fue el primero en exhortar a la corte imperial.

En 1333, el shogunato de Kamakura colapsó y el gobierno imperial se restableció. Nichimoku Shonin tenía setenta y cuatro años de edad en ese momento e intentó de nuevo lograr el Kosen-rufu de Japón exhortando a la corte imperial que abrazara la fe en el Budismo Verdadero, sabiendo que si lo hacía, el país entero lo haría también.

A pesar de su edad avanzada y el mal clima, se preparó para amonestar otra vez la corte imperial. Luego, en octubre, Nichimoku Shonin transfirió todas las enseñanzas de Nichiren Daishonin a Nichido Shonin en caso de su muerte. Comenzó el viaje a Kioto en la nieve de mediados de noviembre. El viaje resultó muy agotador y se enfermó gravemente. Lo llevaron a una posada en Tarui en la Provincia de Mino en medio del frío helado y el viento fuerte. Allí, Nichimoku Shonin murió tranquilamente, el 15 de noviembre de 1333, mientras entonaba Daimoku.

Observamos esta conmemoración para Nichimoku Shonin para recordar que debemos propagar de todo corazón el Budismo de Nichiren Daishonin con cada palabra y cada acto.

Debido a que se pensaba que el 15 de noviembre era un día particularmente auspicioso, fue seleccionado como una celebración de la niñez también. El Shichi-go-san, o Ceremonia de los Niños, se ha celebrado el 15 de noviembre en Japón desde el siglo diecisiete. Originalmente los niños de las edades de tres, cinco, y siete años celebraban en los días de sus cumpleaños, pero después esta tradición fue cambiada al 15 de noviembre.

En Nichiren Shoshu, esta ceremonia para los niños tiene significado profundo. Debido a que los niños son el tesoro de sus padres y de la sociedad, es muy importante que establezcan su conexión con el Gojonzon de las Tres Grandes Leyes Secretas. Los niños de los creyentes de Nichiren Shoshu deben continuar el legado de la fe de sus padres para propagar mundialmente el Budismo del Daishonin. Todos los niños menores de la edad de los siete años son invitados a participar mientras los padres presentes se unen con el sacerdote para orar por la prosperidad y la felicidad de cada niño.

Se dice que cuando se acerque la época del Kosen-rufu, Nichimoku Shonin aparecerá. Aunque su período como Sumo Sacerdote fue muy corto, nadie ha igualado su espíritu de retar exitosamente las creencias erróneas, sean las de aquellos en autoridad o la gente del común.

Esta ceremonia transmite nuestro agradecimiento por sus esfuerzos sin par en Japón del siglo catorce, y también conlleva nuestras esperanzas para los niños del mañana, para que crezcan para llegar a ser tan fuertes en la fe, la sabiduría y el conocimiento como lo era Nichimoku Shonin cuando asuman el liderazgo en el futuro.

« Anterior Siguiente »